Santiago en España… Autores varios (y III)

         santiago-en-espana-2

      El prestigioso profesor José Manuel Pita Andrade, nacido en La Coruña en 1922 y fallecido en Granada en 2009, firma el capítulo IV, con el título de Santiago en España, fuera del camino de las peregrinaciones. Fue Catedrático de Hª del Arte en las Universidades de Granada y Complutense de Madrid y realizó una importante labor museística como Director del Museo del Prado entre 1978 y 1981. Obtuvo todos los honores en su ámbito de estudio, siendo miembro de la Academias de Bellas Artes de San Fernando y de la de Historia.

      Puede dividirse el texto en dos partes complementarias, que abordan el estudio de la proyección de Santiago en el Arte, comprensivo de la arquitectura, escultura y pintura, pero con la singularidad de incluir solo el ámbito territorial que se sale de las rutas clásicas de peregrinación. En la primera parte,analiza la influencia artística del Apóstol en los grandes períodos estilísticos, el Prerrománico, el Románico, el Gótico, el Renacimiento, el Barroco y el Neoclasicismo, detallando todas las manifestaciones expresivas de esta figura religiosa. El elenco de iglesias, pinturas, esculturas evocadoras del Apóstol es muy amplio, y ofrece al lector una completa visión de este campo. La segunda parte, agrupa por temas el conjunto de las obras artísticas. Así repasa las que tienen como contenido aspectos del Evangelio, otras que presentan al Apóstol en España en su tarea evangelizadora (es llamativo el cuadro en que Santiago se dirige a un niño en el Sacromonte con Granada como fondo), el martirio del Santo ( conocido es el cuadro de la degollación pintado por Zurbarán), la traslación del cuerpo al Padrón y Compostela, la asimilación de Santiago como  peregrino, aunque no lo fue, y su identificación como guerrero, desde el momento en que se le hace intervenir milagrosamente en la  batalla de Clavijo en el año 844-juzgada como falsificación grosera de la Historia-alentando a las tropas cristianas de Ramiro I contra las huestes moras de Abderramán II.

     Y el capítulo V lo cierra el también historiador Juan de Contreras, más conocido como el Marqués de Lozoya (1893-1978), con un texto titulado Santiago en las Indias. Segoviano, desempeñó las cátedras de Hª de España y del Arte en diversas Universidades españolas y ejerció como Director de ilustres Academias.

     Se trata de un breve escrito en que introduce la idea tradicional de la conquista del Nuevo Mundo, entendida como una prolongación de la Reconquista, que trae como principal consecuencia la evangelización de los indígenas americanos a quienes se rescata de la sombría idolatría pagana, según la tesis del escritor-. El siguiente peldaño es la introducción en aquellas tierras vírgenes del culto a Santiago, que pronto se propagó como una solución salvífica para todos los habitantes de América. Señala el historiador que muchas fueron las manifestaciones de la religiosidad y devoción por el Santo, a saber, iglesias y monasterios se crearon bajo el patronazgo del Apóstol, la toponimia revela muchos nombres que recuerdan a este (Santiago de Chile, Santiago de Cuba…), otras imágenes y pinturas representan la figura de Santiago Matamoros, que es la iconografía más habitual y, en fin, acaba señalando la profunda devoción popular de los criollos por la figura de Santiago.

      A modo de coda vuelve a decirse que el libro, discrecional y puntualmente preparado para la conmemoración del año jacobeo 1971, está ilustrado con muchísimas fotografías que, bien seleccionadas, asisten eficazmente a los contenidos de los diferentes textos que vertebran este volumen  aportando claridad y conocimiento.

Anuncios