Juan José Alonso Checa. El Camino de Santiago en Mountain Bike.

checa

            Juanjo Alonso nace en Barcelona en 1964, probablemente ya con los pies en los estribos de los pedales. Desde muy niño se siente atraído por el deporte y, sobre todo, por la bicicleta, a la que dedicó tiempo y por la que tuvo acendrada pasión. Muy joven realiza travesías a través de los Pirineos, el Atlás, los Alpes, entre otras singladuras, pero de todas es la vuelta al mundo la que ha suscitado mayor interés social. En el verano de 1990 decide abandonar Madrid para dar un giro alrededor de la Tierra y vivir la experiencia única de conocer los rincones más inéditos de este planeta. Al cabo de dos años es recibido como el héroe de un relato épico en el Puerto de Cádiz entre las ovaciones y admiración de los gaditanos. Pese a la magnificencia del acto, resulta sin embargo más trascendente por las consecuencias, según opinión del propio peregrino, el viaje que realiza por el Camino de Santiago a horcajadas del sillín de su biciclo. La experiencia la recoge en el libro El Camino de Santiago en Mountain Bike, editada en 1993 y reeditada varias veces más, la última en 2009. No debe soslayarse que los principios de su trayectoria profesional pasan por la crítica cinematográfica en el periódico Mundo Semanal y por el cultivo de la novela policiaca.

         Tiene el libro el valor de ser pionero en su especialidad, es decir, ser el primer libro escrito por alguien que recorre el Camino en bicicleta y, aunque no es solo para ciclistas-peregrinos, es sin duda una referencia indispensable y valiosísima para quienes han elegido este medio de locomoción. Consta el texto de una introducción y epílogo, además obviamente del cuerpo central. De sabor gallego y arcaico es la reproducción final de un conjuro en torno a la queimada, que un tabernero regala al autor para que le espanten todos los males habidos y por haber, extraídos de la mitología galaica- mouchos, coruxas, xapos e bruxas. Demos trasgos e diaños…-

           Hay dos partes bien diferenciadas. En la primera el autor divide el Camino en cinco etapas, de Roncesvalles a Santiago, a razón de ciento cincuenta km. diarios aproximadamente, y siguiendo la estela del Camino Francés, por ser el más trasegado a lo largo del tiempo. El contenido principal es el relato de las impresiones y reflexiones del escritor en contacto con todos los elementos del Camino, naturaleza, gentes, paisajes, gastronomía y patrimonio. Pero además, el libro se enriquece notablemente con las anotaciones históricas, las prescripciones monumentales y las leyendas que se registran a lo largo de los lugares por donde se pasa, pues es el Camino de Santiago un fecundo venero de este género de sucesos. Cada etapa lleva un título sugerente y evocador, el “Camino de la lluvia” desde Roncesvalles a Logroño, el del “Silencio” entre Logroño y Hornillos, “la Niebla” desde Hornillos a Astorga, el “Camino de las Montañas” entre Astorga y Samos, y por fin el de “los Vientos”, de Samos a Santiago.

     La segunda parte resulta complementaria. Es una guía práctica y útil. Cada etapa es un comentario pormenorizado de las dificultades y características geofísicas de la calzada, cuyo conocimiento es muy importante para quien se desplaza en este medio- repechos, cuestas, estado del solar, clases de suelo…- Estas indicaciones se acompañan también de una cartografía completa que señala la dirección recta del Camino, evitando cualquier pérdida o extravío del ciclista que se pueda producir al respecto. Hay también una relación de refugios y alojamientos, mejorada en las últimas ediciones del libro, conforme esta clase de hospederías han ido aumentando con el transcurso de los años. Y por último, cierra esta guía una nominación histórico-artística de monumentos civiles y religiosos que jalonan el Camino, descritos someramente en sus notas esenciales.

         Relato bien contado, ameno, compatible con la exposición de abundante información, que resulta indispensable al peregrino y, sobre todo, a quien elige la bicicleta como medio de desplazamiento en el camino de Santiago.