Eusebio Goicoechea Arrondo. Cartografía del Camino de Santiago. El Camino de Santiago.

 

                De EUSEBIO GOICOECHEA ARRONDO se ha hecho un recorrido por diversos documentos que pudieran dar luz sobre la biografía de tan notable investigador, pero con resultados infructuosos. Nacido en Estella en el año 1924, entra a formar parte de la Congregación del Santísimo Redentor, más comúnmente denominados redentoristas. Pero su vida estará repartida entre el culto religioso y el cultivo de la música. Ejerció como investigador, compositor y profesor musical. Recorrió varias veces el camino de Santiago en las décadas de los sesenta y setenta, prestando atención a todo el acervo cultural, especialmente  a los cantos y composiciones peregrinas y litúrgicas. Fruto de este trabajo fueron la divulgación de los cánticos gregorianos de los monjes de Silos o el hallazgo de más de mil cantos de peregrinos en lenguas como el bable, el euskera, latín o finlandés. También creó composiciones propias. De su labor investigadora nace el libro Rutas Jacobeas, publicada en 1971, y una separata, verdadera joya cultural, titulada Cartografía del Camino de Santiago, acaso la primera de su género, que sirvió como guía indicativa de un camino aún redescubierto a medias y plagado de lagunas geográficas. Once años después publica El Camino de Santiago en la editorial Everest, famosa porque se propuso a la sazón divulgar los recorridos turísticos de la vieja geografía española. Pertenece a la Asociación de Amigos del Camino de Estella, la primera asociación creada en España, y la segunda europea.

        cartografia La Cartografía se inicia con un Prólogo firmado por Francisco Beruete, presidente de la Asociación, y una Nota Preliminar del propio autor. Ambos ponen de manifiesto la necesidad de señalizar el Camino por la demanda que desde todo el mundo plantean futuros peregrinos que desean realizar la ruta jacobea, y el miedo a la crítica de los resultados dados la delicadeza y complejidad que entraña un trabajo de esta clase. Eusebio señala la pluralidad de Caminos dentro de la Península Ibérica y fuera de ella, pero centra el trabajo en el Camino Francés. La segunda parte es la cartografía propiamente dicha. Está constituida por un mapa del camino francés actualizado, otro de las etapas del camino según el Códice Calixtino, un plano de la ciudad de Santiago y nueve pequeños mapas enumerados que señalizan la ruta desde Roncesvallles y Somport hasta Compostela. Todo perfectamente maquetado y estampado en hermosas láminas. Siguen a estas cartas algunas fotografías nostálgicas de Navarra, Castilla y Galicia que aportan paisajes inéditos. Por último, el cartapacio se cierra con la mención de alojamientos, fiestas y gastronomía de las tierras aledañas del camino, como adelanto de la futura guía.

          el camino de santiago de goicoecheaEl Camino de Santiago se publica en 1982 con un prólogo, otra vez, de quien debió ser admirador de Eusebio, D. Francisco Beruete. Precede a la guía detallada un amplio prolegómeno sobre la historia del Camino (orígenes de la leyenda de la tumba, peregrinos famosos, referencia al Códice Calixtino, arte e iconografía del Apóstol y caminos que conducen a Compostela, especialmente el Francés). Luego, llega la lista de topónimos por donde transcurre el sendero, mencionando pueblo a pueblo, ciudad tras ciudad, y sus monumentos tanto principales como secundarios. Una vez en Santiago de Compostela pormenoriza en todos los detalles, recalando sobremanera en la Catedral y su rico patrimonio. Pone un epílogo a esta maravillosa obra del románico trascribiendo los versos de Gerardo Diego, Nocturno en el Obradoiro, como muestra de homenaje a esta ciudad de piedra, que es el fin o el principio del Camino de Santiago. Abundantes y cuidadas son las fotografías que acompañan al texto del libro.

        Guía, como la de Valiña, tan excelente como necesaria en la valija del sufrido peregrino, sobre todo, por el valimiento del autor.