Apéndice. Otros libros y algunas guías prácticas (I).

             Las crónicas del camino de Santiago son muchas y, a medida se adentra o se hurga más en este ámbito, no dejan de aparecer antiguos y nuevos títulos que enriquecen notablemente este importante género. Por esta razón, concluida una primera etapa en que se han glosado varios textos, se traen a colación otros importantes a título de inventario sin menoscabo de reemprender más adelante la tarea de sus comentarios. Esto facilitará el hecho de poder proseguir con temas nuevos.

            Entre los libros de que se disponen se significan los siguientes:

libros

         Caminando a Santiago de Javier Mártir Artajo, publicado en 1976 por Editorial Católica. El prólogo lo realiza el Padre Felix García y las ilustraciones en tono verde-mate están a cargo de Antonio Cobos. Libro muy religioso que exalta el camino como medio de acercamiento a Dios y a la doctrina cristiana. El ejemplar que se maneja tiene la singularidad de que recoge en la segunda página la frase autógrafa de “Año Santo 1926 y 1976”.

      Rumbo a Santiago. Crónica viva del Camino, autor Javier Villán, año de publicación 1991, a cargo de la Editorial Luis Vives. Libro de viajes primigenio, aunque el autor recala especialmente en temas históricos-legendarios como el carolingio, los siete Infantes de Lara, el Cid Campeador, Don Suero de Quiñones etc. Escasamente ilustrado con fotografías en blanco y negro.

            Viaje a Poniente. Un relato esotérico para el Camino de Santiago de Valentín Redín Flamarique , y dibujos de José Damián Iradier, publicado en 1991 por I. G. Castuera, S.A. Es un relato de ficción en que un clérigo inglés llamado Robeto de Kitton recibe del abad de Cluny el encargo de comprobar que los canteros que trabajan a lo largo del camino de Santiago realizan su tarea respetando la doctrina de la iglesia.

          De Roncesvalles a Santiago, paso a paso. Crónica de un viaje apasionante, de Julio Pelayo Cortázar, año de publicación 1999, editorial Biblioteca Nueva. Acompañan sencillos dibujos de tinta de A. Imbert, que recogen los principales monumentos de cada una de las poblaciones del Camino. Típica crónica escrita en tercera persona.

        Un pintor hace el Camino. El Camino de Santiago desde Castilla y León, de Aurelio Caderón, 1999, editado por Caja España. Cuenta la experiencia del camino desde Santo Domingo de la Calzada a Santiago. Por su cualidad de pintor, el autor ilustra profusamente el libro con dibujos de paisajes, plazas, iglesias, puentes, figuras, de trazo fino y sencillo, que aportan efectos de indudable belleza y plasticidad.

       Quiero ser peregrino de Juan Luis Campos Delgado, publicado en el año 2000 por Ediciones  del Umbral. Libro también religioso, escrito desde la fe y perspectiva cristiana, con interesantes reflexiones sobre el sentido de la vida. Es singular la intercalación de poemas ya personales ya ajenos, que contextualizan y matizan los contenidos en prosa. También es reseñable la cubierta del libro en que se muestra un paisaje castellano pintado a mano mediado por un camino por el que pasan dos peregrinos, de tonos ámbar, verde y añil.

           El Camino a Santiago. Andares de un peregrino en la España del siglo XII. Es autora Inés Ruiz Montejo, año de publicación 2004, Ediciones Foca. El planteamiento es original: la autora sigue los pasos de Aymeric Picaud, clérigo francés, que recorre el Camino de Santiago probablemente entre 1130 y 1140, dejando la impresión del viaje en su famoso Liber Peregrinationis o Guía del Peregrino. A partir de él, la escritora profundiza en diversos aspectos históricos, topológicos y urbanísticos del camino de gran interés. Se cierra el libro con unas  fuentes y bibliografía muy útiles al estudioso.

          Una idea peregrina. Encontrar la luz en el Camino de Santiago, de Alfonso Biescas Vignau, publicado por Ediciones Luciérnaga en 2009. Es un relato modélico de cómo el Camino puede conducir al encuentro consigo mismo, pasando de la tristeza a la felicidad, mediante la vivencia de ricas experiencias. Claro ejemplo de viaje iniciático.

           Bueno, me largo, libro de Hape Kerkeling, publicado en 2009 por ediciones Suma. Kerkeling es un conocido presentador de la televisión alemana que decide lanzarse a la aventura de recorrer el camino Francés hasta Santiago. Ha sido un libro bien acogido por críticos y lectores en general.