¡A las trincheras!

 

 

Llevamos ya unos meses, que parecen años, a vueltas con este mal vírico que tanto ha afectado a nuestras vidas. Todo nos erosiona y nos cambia, especialmente este duro episodio, como pequeñas piedras que las olas baten y golpean hasta convertirlas en finísima arena dorada. Desde que empezó esta epidemia, hemos pasado por altibajos anímicos de toda clase, pero estamos, los que estamos aquí, dispuestos a seguir hasta que recobremos lo más parecido a la vieja y añeja normalidad. Parece que está cerca, o al menos, eso se dice en los ámbitos científicos y políticos. De los primeros me fío, de los segundos…me decepcionan día a día por su escasa capacidad para comprender las necesidades verdaderas de quienes los votamos. Claro, que no son todos iguales.

Y para esa conquista de lo normal aún queda un trecho importante. No estamos en el final, sino en el camino hacia el deseado día en que sea debelado el  invisible enemigo común. Entre el hoy siniestro y el mañana esperanzador, existe un angosto pasaje (angostillo) por el que debemos conducirnos con tiento y precaución.

Si hasta ahora, muchos (algunos se han quedado fuera de motu proprio) hemos sido capaces de asumir las obligaciones propias de esta terrible crisis, confinamiento doméstico, salubridad personal, restricciones sociales etc, en el presente e inmediato futuro debemos seguir empecinados con las mismas reglas hasta la solución final, ni un paso atrás. De un modo concreto, hay dos escollos importantes, el vigente puente de diciembre y las fiestas navideñas, que son necesarios salvar por el bien de todos. Por eso, hay que apurar en estos momentos las medidas  preventivas ya archiconocidas.

Cerca ya de que las vacunas remedien el  mal y mejoren la vida de todos, de que la ciencia -no solo, pero sí de modo principal -nos devuelva la fe en la vida, hay que aguantar el tipo ante las balas del contrario.

Por eso… ¡a las trincheras! ,que podemos resistir y resistiremos hasta la victoria final.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s