Un camino poético: la lírica provenzal.

                                              1204861637_f[1]

     El Camino de Santiago resultó un excelente propagador de ideas y sentimientos en la Edad Media: canalizó una manera concreta de entender el cristianismo, y en consecuencia, extendió el Arte Románico por toda Europa; ayudó además a fijar el sistema del Régimen feudal lo que aprovecharon los monarcas castellanos, aragoneses y navarros para avanzar en lo que se denominó Reconquista de España; y difundió una riquísima vena poética, la lírica provenzal, que pronto asimilaron la líricas gallega y catalana, y, más tardíamente, la castellana.

     En un paisaje verde del sudeste de Francia, la Provenza, de aterciopelados prados y frondosas arboledas que llegan en suave descenso a las orillas del mar, en un lugar donde los hombres no van asiduamente a la guerra como hace el resto de pueblos vecinos, bélicos y cazadores, y donde la figura femenina toma un protagonismo inusual en un período caracterizado por la postración y marginación de la mujer, brota en semejante contexto social y paisajístico, a principios del siglo XII, una clase de poesía íntima, la lírica cortesana o de amor cortés, que no solo es la primera manifestación literaria en lengua romance, sino que ha de tener una honda repercusión en el occidente cristiano. Se trata de una poesía en la que el tema central es el amor que el hombre siente por una mujer generalmente casada, idealizada y superior, a la que adjetiva como diosa de sus desvelos y cuitas. Varias son las convenciones literarias. Por ejemplo, el espacio en que tiene lugar esos amores son castillos y palacios, es decir, cortesanos, no es un amor popular. Otro rasgo típico es que el amor tiene cuatro estadios escalonados: el amante es al principio un simple aspirante ( fenhedor en provenzal), luego es un suplicante que pide ser amado ( pregador), pasa por el tercer círculo que es el de ser discretamente correspondido con algún regalo o prenda (entendedor) y alcanza por fin la aceptación de la mujer en el lecho (drutz), que puede acabar en la consumación plena o no, pues al enamorado le sirve también el roce físico de la piel con su amada. Es asimismo convención la lista de cualidades que debe adornar al amante cortesano, a saber, joven y de cierta gracia, sensato y discreto, humilde, generoso y hombre de buena educación y cultura. No deja de sorprender la alusión frecuente a los ojos de la mujer como centro de su hermosura física y espiritual pues se sigue el dicho de que los ojos son el espejo del alma. Y por último, no deja de ser un lugar común la incorporación al poema de un léxico feudal ( siervo, señora, honor…) y cristiano ( la amada es un dios, el dolor es un infierno, cielo y mujer se equiparan etc.).Todo ello constituye pues un código poético, trasunto en cierta manera de un código real y vital, pues se presume que el trovador tomaba los hechos de su vida como razón de inspiración de sus composiciones.

  Esta clase de poemas recibieron el nombre de cansó, si bien hay otras composiciones de contenido no amatorio como el sirventés, que satiriza a personas y costumbres. Los autores son trovadores conocidos que además ponen música a los poemas, destacando Guillermo de Poitiers y Bernat de Ventadorm, posiblemente el mejor de todos.

      En consecuencia, la súbita presencia de esta lírica en el orbe cristiano supone en los albores del Medievo la aparición de la primera lengua romance escrita, la revalorización de la mujer en el ámbito cancilleresco y un nuevo planteamiento del amor que humanizó las costumbres algo primitivas de los hombres feudales. Esta nueva e insólita manera de hacer poesía tendrá influencias inmediatas en la lírica gallego-portuguesa y la castellana gracias a la labor de juglares y trovadores, que la propagan a través del Camino de Santiago fundamentalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s