Los hospitales. Funciones.

Hospital Real de Santiago                                                                                     

240px-Hostal_dos_Reis_Católicos._Praza_do_obradoiro._Santiago_de_Compostela[1]

         Había unos servicios comunes de los que participaban todas las hospederías en su relación con los peregrinos, a saber, alojamiento, manutención y asistencia religiosa. Sin embargo, sólo los grandes hospitales y algunos medianos estaban dotados para asistir sanitariamente a los enfermos.

       La pernoctación era por una noche y ello incluía calentarse plácidamente junto al fuego y dormir bajo techo en una cama más o menos aseada. La alimentación consistía básicamente en el reparto de una ración de pan, vino, sal y carne. Eran cuatro componentes fundamentales de la dieta del caminante que aportaban las suficientes calorías para poder seguir adelante en su viaje. Estas raciones eran abundantes en las hosterías económicamente holgadas, pero reducían la cantidad allí donde los recursos crematísticos escaseaban. Por ejemplo, la ración en el Hospital del Rey de Burgos a finales del siglo XV, uno de los grandes, estaba formada por dos panes blancos, dos vasos de vino de aproximadamente un litro, un plato de caldo o legumbres y un tasajo de carne de 300 gramos, a razón de una ración en la comida y otra en la cena. El pan era de la mejor calidad pues debía compensar la excesiva ingesta de pan de centeno causante del ergotismo, el vino procedía de la Rioja o de Castilla y la carne era sobretodo de ovino, y en menor medida de cerdo, carne menos apreciada a la sazón. Se reservaba la carne de pollo y algunas escasas frutas para los enfermos, alimentos considerados un privilegio en la época medieval. Acerca del número de peregrinos o bocas que los hospitales debían de atender a diario varían notablemente de unos respecto de otros. Sin ir más lejos el Hospital de Santo Domingo de la Calzada y el nombrado del Rey de Burgos repartían doscientas raciones diarias, mientras que otros más pequeños podían atender a lo sumo una docena de peregrinos o menos. En cuanto a las obligaciones religiosas que se imponían eran muy estrictas y de riguroso cumplimiento. Todo peregrino rezaba antes y después de las comidas, asistía a los actos litúrgicos si había capilla y, previo a su partida, oía la misa en la que confesaba y comulgaba.

       Respecto a los cuidados médicos estos solo eran posibles en los grandes hospitales. Contaban con un equipo formado por un médico, farmacéutico y cirujano, en su caso, y solía completarse con una botica repleta de jarabes, hierbas y ungüentos que se aplicaban a modo de medicinas a los pacientes. Además la cocina estaba mucho más elaborada y contaba con selecta mercancía para favorecer la curación de los enfermos, que podían quedarse sin límite de tiempo hasta que sanaban. También los servicios religiosos eran más extremados por si muriera el paciente. Este recibía todas las bendiciones y la extremaunción en caso de necesidad. Por si fuera poco, solía existir un clérigo políglota que hacía de intérprete o intermediario y se encargaba de redactar el testamento del agonizante en su lecho de muerte.

     Los hospitales cumplieron por lo tanto un papel clave en el desarrollo del Camino jacobeo, sin los cuales y, a pesar de sus limitaciones, no hubiera sido posible la existencia de esta ruta. Sin duda, dentro de sus muros se fraguaron los acontecimientos sociales, económicos y culturales a que dio lugar el Camino de Santiago.

     Actualmente hay una tupida malla de albergues, iglesias, hospederías y hospitales que cubren exitosamente las necesidades de cobijo, alimentación y sanitarias de todos los peregrinos. También las religiosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s