Los monasterios. Origen.

       imagesCAMSI82P

                                  Reconstrucción de la abadía de Cluny, en Borgoña (1130)

         Como se ha visto el Camino de Santiago está jalonado de iglesias que se agrupan bajo la denominación común de románicas. Pero además ellas coexisten con otras colosales construcciones del mismo estilo, los monasterios, que desde el hallazgo de la tumba del Apóstol y durante el Medievo fueron adquiriendo más y más importancia hasta convertirse no solo en aldeas en que Dios se solaza, sino en el bastión económico y social más poderoso de la Edad Media.

        De este a oeste, de oriente a occidente, el Camino de Santiago, a través de las rutas francesa y del norte principalmente, asistió a la floración de grandes monasterios que presentan idénticas hechuras y caracteres. La razón de este hecho es que la abadía de Cluny, durante los siglos X al XII, ejerció una profunda influencia artística y religiosa que supuso la aparición de un tupido tejido monasterial de características comunes. Por eso el estudio del monacato románico nos lleva a sus orígenes en Cluny.

    Corría el año 910 cuando Guillermo I de Aquitania cede gratuitamente unos terrenos a una docena de frailes benedictinos en la comarca francesa de la Borgoña, localidad de Cluny. El lugar, retirado y silencioso, resultaba idóneo para la práctica de la oración. Se construyó una modesta iglesia y un caserío anejo que fue abierto al culto en el año 926, pero tras sucesivas ampliaciones la iglesia tuvo una longitud de casi doscientos metros, dos cruceros, quince capillas radiales, cuatro campanarios, y una altura en el crucero mayor de más de treinta y dos metros. Las dimensiones del monasterio se triplicaron  y se dividió en estancias que habrían de ser modelo de los demás monasterios europeos. Nace así la célebre abadía de Cluny, definitivamente acabada en 1130, que se convirtió en el heraldo del arte románico y en la patrocinadora principal del Camino de Santiago. Fue ocupado el monacato por la orden benedictina de San Benito de Nursia, un ermitaño del siglo VI que redacta unas normas – la Regula o Regla- por las que ha de regirse la futura orden. Consta de 43 capítulos, que se resumen en el célebre latinismo Ora et labora. Nace además la orden de Cluny con el privilegio otorgado por el Papa de Roma de su independencia respecto de los nobles, reyes y arzobispos franceses, circunstancia ésta que propicia un vertiginoso ascenso de la orden no solo en el ámbito religioso, sino también en el financiero. A finales del siglo XII el poder social y económico de Cluny es tan grande e inmerecido- la iglesia no debe tener riquezas- que la nueva orden del Cister de Bernardo de Claraval vuelve a retomar la regla benedictina en toda su pureza, marcándose como valores esenciales la sencillez y la oración auténticas. Para hacerse una idea del poder pujante cluniacense los datos históricos informan de 850 monasterios benedictinos en Francia, 109 en Alemania, 52 en Italia y 23 en la Península Ibérica, todos dependientes del centralismo de Cluny. Por entonces, se descolgaba el siglo XIII que anunciaba un estilo artístico, el gótico, y religioso diferentes con el fin de corregir los excesos y exageraciones anteriores.

     El monasterio fue casi totalmente destruido en la Revolución francesa, conservándose en la actualidad un brazo del crucero mayor, el campanario y la torre del Reloj, alguna capilla, edificaciones conventuales y el claustro.

     Explicar los entresijos del fenómeno monasterial es aclarar el cosmos peculiar de Cluny y su importancia en la cultura medieval. Desde luego, los cenobios que ocupan el camino de Santiago son  la herencia de esa descomunal abadía borgoñesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s