Algunas iglesias de peregrinación (y II).

         Sahagun_-_Iglesia_de_San_Tirso_02[1]

                                           Iglesia de San Tirso (Sahagún de Campos)

          Pasamos de puntillas por Fromista donde se asienta la ya célebre iglesia de San Martín de Tours, tantas veces recordada en este cuaderno. Nada se agota, pero damos por conocidos los rasgos más sobresalientes de esta hermosa reliquia del pasado románico. Viene la Iglesia de Santa María la Blanca en la localidad de Villalcázar de Sirga, famosa por ser encomienda de la Orden del Temple, a la que dedicaremos especial atención en su momento. Se trata de una construcción a caballo entre el románico y el naciente gótico cuyas obras comienzan a finales del siglo XII y concluyen en el XIII. De influencia románica son sobre todo los frisos de la fachada de la puerta meridional que recogen los motivos típicos de este estilo. Pero el hecho curioso de su recuerdo es que el Rey Alfonso X, apodado el Sabio, compuso unas cantigas en lengua gallego-portuguesa que tienen como protagonista a la Virgen de la iglesia de Santa María por haber intervenido en la curación milagrosa de los peregrinos enfermos. Estas cancioncillas rimadas forman parte del conjunto innominado Cantigas de Santa María, de mediados del siglo XIII. Y muy cerca, la apretada villa de Carrión de los Condes acoge dos iglesias importantísimas: la Iglesia  de Santiago y la de Santa María del Camino o de la Victoria, ambas de mediados del siglo XII. La primera es ampliamente conocida por la fachada occidental en la que ocupa un lugar preeminente el celebérrimo friso, modelo del hacer escultórico de esta época. El friso presenta el Cristo Majestad rodeado del Tetramorfos y a ambos lados los doce apóstoles, mezcla de hieratismo en los rostros y versatilidad plástica en los vestidos. Se apoya sobre una portada en que es singular la arquivolta o arco central que representa los diferentes gremios del Medievo. Respecto a la segunda lo más granado es la espléndida portada románica de la fechada meridional. Una de las arquivoltas muestra, aunque difusamente, los distintos oficios gremiales que parecen sirvieron de modelo  a los de la iglesia de Santiago.

        En tierras de León, Sahagún de Campos es un hito clave en el Camino de Santiago, que proyecta al peregrino dos  obras muy singulares, las Iglesias de San Tirso y San Lorenzo. San Tirso data de los inicios del siglo XII. Tiene la peculiaridad de que el ábside central tiene las primeras hiladas formadas por sillares, pero muy pronto desaparecen las piedras que se sustituyen por ladrillos. San Lorenzo es de principios del siglo XIII y ya está construida totalmente con ladrillo. Se ha definido el estilo de ambas iglesias como románico-mudejar. La Colegiata de San Isidoro de León es ya otro pilar del románico, cuyas pinturas aún reverberan en la mirada. Se concluye en O Cebreiro en la Iglesia Prerrománica de Santa María la Real por dos razones: el peregrino tropieza con la primera aldea gallega que le anuncia la proximidad del final; y en el recinto de esta vetusta iglesia yacen los restos de mi admirado, una vez más, Elias Valiña Sampedro.

     Por delante, se oyen cada vez más cerca las campanas de la Catedral de Santiago; por detrás, aún se escuchan los ecos de los recuerdos en Tierras de Campos . Entre las dos, un peregrino va.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s